Blog iluminación LED

El flujo luminoso: Entendiendo la Luz en Términos Simples

Cuando se trata de iluminación, es común encontrarse con el término «flujo luminoso» en las fichas técnicas y discusiones sobre productos de iluminación. En este artículo, vamos a desmitificar este concepto lumínico y explicarlo de manera simple, sin utilizar un lenguaje técnico complejo. Nuestro objetivo es asegurarnos de que la información sea accesible y atractiva para todos nuestros lectores, independientemente de su experiencia en iluminación.

Comenzando con el Flujo Radiante

Antes de adentrarnos en el flujo luminoso, es importante hablar de un término relacionado: el «flujo radiante». Existe una estrecha relación entre estos dos conceptos. En el contexto de la iluminación, el flujo radiante se define como la potencia total emitida por una fuente de luz. También se aplica al total de luz que llega a una superficie específica.

El Significado del Flujo Luminoso

Ahora, llegamos al núcleo del asunto: el flujo luminoso, a veces llamado «potencia radiante visible». Este término se refiere a la cantidad de luz que el ojo humano puede percibir. Se mide en unidades llamadas lúmenes (lm). Es fundamental diferenciar entre el flujo radiante, que es la potencia total emitida por una luminaria, y el flujo luminoso, que es la parte de esa potencia que realmente podemos ver. Sorprendentemente, solo una pequeña fracción de la luz emitida por una fuente es percibida por nuestro ojo, a menudo alrededor del 10%.

El Rol del Color en el Flujo Luminoso

Otro factor clave a considerar es el color de la luz. Dos lámparas con la misma potencia pero con colores diferentes pueden parecer más brillantes o tenues. Esto se debe a que cada color de luz tiene una longitud de onda específica, y nuestro ojo es más sensible a ciertos colores que a otros. Este fenómeno influye en cómo percibimos el brillo de una fuente de luz.

La Medición en Lúmenes

Debido a la variabilidad en la percepción del color, el flujo luminoso se mide en lúmenes, no en vatios. Esto se debe a que, como hemos explicado, la visión humana es más sensible a unos colores que a otros, y la medida en lúmenes se centra en la brillantez percibida en lugar de la potencia. En otras palabras, no se trata de cuántos vatios consume una fuente de luz, sino de cuánta luz nos parece que emite.

¿Qué es el flujo luminoso y en qué se mide?

El flujo luminoso es una medida de la cantidad de luz emitida por una fuente de luz en todas las direcciones. En otras palabras, es la cantidad total de luz visible que una fuente de luz emite. Se mide en lúmenes (lm), y esta unidad de medida se utiliza para cuantificar la cantidad de luz percibida por el ojo humano. Cuantos más lúmenes tenga una fuente de luz, más brillante parecerá.

El flujo luminoso es una medida fundamental cuando se trata de evaluar la eficacia y la calidad de una fuente de luz, como una bombilla o una luminaria. Cuantos más lúmenes tenga una fuente de luz, más iluminación proporcionará en un área determinada. Esto es especialmente importante al elegir la iluminación adecuada para diferentes entornos, como hogares, oficinas, espacios comerciales, exteriores, entre otros.

En resumen, el FL es la cantidad de luz visible que emite una fuente de luz y se mide en lúmenes (lm). Cuantos más lúmenes tenga una fuente de luz, más brillante será. Esta medida es esencial para seleccionar la iluminación adecuada para diferentes aplicaciones y garantizar que se satisfagan las necesidades de iluminación de un espacio específico.

¿Cómo se calcula el flujo luminoso total?

El flujo luminoso total se calcula sumando el flujo luminoso emitido en todas las direcciones por una fuente de luz. Para hacerlo, primero debes entender que el flujo luminoso se mide en lúmenes (lm) y que diferentes tipos de fuentes de luz pueden tener diferentes valores de flujo luminoso.

Para calcular el flujo luminoso total, debes seguir estos pasos:

  1. Conoce el flujo luminoso de cada fuente de luz: Cada fuente de luz, como una bombilla o una lámpara, suele venir con una etiqueta o una ficha técnica que especifica su flujo luminoso en lúmenes. Asegúrate de conocer este valor para cada fuente de luz que desees calcular.
  2. Determine la orientación de las fuentes de luz: Debes considerar en qué dirección emite la luz cada fuente. Algunas fuentes de luz emiten luz en todas las direcciones (360 grados), mientras que otras pueden ser más direccionales y emitir luz en un ángulo específico.
  3. Calcule el flujo luminoso total por fuente: Para cada fuente de luz, simplemente multiplica su flujo luminoso en lúmenes por la cantidad de fuentes de luz idénticas o, si es necesario, ten en cuenta la dirección de emisión de la luz. Por ejemplo, si tienes una bombilla de 800 lúmenes y tienes tres bombillas idénticas, el flujo luminoso total sería 800 lm x 3 = 2,400 lm.
  4. Suma el flujo luminoso de todas las fuentes: Para obtener el FL total en un espacio o área, simplemente suma el flujo luminoso calculado para cada fuente de luz. Esto te dará el flujo luminoso total en lúmenes para ese espacio específico.

Es importante recordar que el flujo luminoso total es una medida de la cantidad de luz que se emite en todas las direcciones y que llega a todas las áreas del espacio. Calcularlo de esta manera te ayudará a determinar la cantidad de luz disponible en un entorno determinado, lo que es crucial al planificar la iluminación adecuada para satisfacer las necesidades de iluminación de ese espacio.

¿Cómo se llama la unidad de flujo luminoso?

La unidad de flujo luminoso se llama «lumen» y se representa con la abreviatura «lm». El lumen es la medida estándar para cuantificar la cantidad de luz visible emitida por una fuente de luz en todas las direcciones. Cuantos más lúmenes tenga una fuente de luz, más brillante será su salida de luz. Esta unidad de medida es fundamental al seleccionar y comparar diferentes fuentes de luz para asegurarse de que se satisfagan las necesidades de iluminación en un espacio específico.

¿Cuáles son las características del flujo luminoso?

Las características clave del FL (medido en lúmenes) incluyen:

  1. Cantidad de Luz: El FL representa la cantidad total de luz visible emitida por una fuente de luz en todas las direcciones. Cuantos más lúmenes tenga una fuente de luz, más brillante será su salida de luz. Esto es esencial al seleccionar la iluminación adecuada para diferentes aplicaciones.
  2. Medición de la Intensidad: Los lúmenes miden la intensidad de la luz percibida por el ojo humano. A diferencia de los vatios (que miden la potencia eléctrica), los lúmenes se centran en la cantidad de luz que realmente vemos, lo que hace que sea una medida más relevante para la iluminación.
  3. Informativo para Comparaciones: Los lúmenes son útiles para comparar y seleccionar fuentes de luz. Puedes comparar diferentes bombillas o luminarias para determinar cuál proporcionará la cantidad de luz deseada en un espacio específico.
  4. Ajustable por Color: El FL no depende del color de la luz. Puedes tener fuentes de luz de diferentes colores que emiten la misma cantidad de lúmenes, lo que significa que puedes seleccionar la temperatura de color deseada sin sacrificar la cantidad de luz.
  5. Relevancia en Diseño de Iluminación: Los lúmenes son fundamentales en el diseño de iluminación para garantizar que se cumplan los niveles de iluminación recomendados y se logre la atmósfera deseada en un espacio.
  6. Eficiencia Energética: El uso de lúmenes es esencial al elegir fuentes de luz eficientes desde el punto de vista energético. Una fuente de luz que emite más lúmenes por vatio consumido se considera más eficiente.

En resumen, el flujo luminoso, medido en lúmenes, es una característica esencial para entender y comparar la cantidad de luz emitida por diferentes fuentes de iluminación. Es una medida informativa y útil para seleccionar la iluminación adecuada y garantizar que se cumplan los requisitos de iluminación en diversos entornos y aplicaciones.

Conclusión

Esperamos que este artículo haya arrojado luz sobre la diferencia entre el flujo luminoso y el flujo radiante de manera comprensible. La próxima vez que encuentres estos términos, tendrás una comprensión más clara de su significado. Gracias por tu tiempo y atención, y te deseamos una vida llena de luz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *