Blog iluminación LED

¿Es cara la iluminación LED?

¿Es cara la iluminación LED?. Uno de los conceptos erróneos más comunes que encontramos, tanto entre personas cercanas como entre potenciales clientes, es la creencia de que la tecnología LED es costosa. Estas personas, en su mayoría, desconocen las ventajas de la iluminación LED y, al visitar nuestra tienda, suelen percibir nuestros productos como caros, comparándolos con las luminarias tradicionales. Sin embargo, para aquellos que poseen un conocimiento básico sobre la tecnología LED, es evidente que esta percepción carece de fundamento y es fundamentalmente incorrecta.

Incluso si omitimos los aspectos ambientales y de salud que la iluminación LED aborda de manera ejemplar, centrándonos exclusivamente en la perspectiva económica, los resultados son innegables: LED y ahorro van de la mano.

No es casualidad que cada vez más municipios en España, incluso aquellos con recursos limitados, elijan la iluminación LED para sus espacios públicos.

A continuación, exploraremos tres puntos clave que respaldan esta afirmación sin lugar a dudas.

1. Consumo Eficiente Las bombillas LED consumen hasta 9 veces menos energía que las bombillas incandescentes, y en comparación con los tubos fluorescentes tradicionales, los tubos LED utilizan aproximadamente la mitad de energía. Esto resulta en ahorros significativos que oscilan entre el 50% y el 80%.

2. Durabilidad Sobresaliente La diferencia en términos de durabilidad es asombrosa. Mientras que las lámparas incandescentes duran alrededor de 2,000 horas, las bombillas LED pueden superar las 45,000 horas de funcionamiento. En promedio, una bombilla LED puede durar hasta 20 años, lo que reduce la necesidad de reemplazos frecuentes.

3. Eficiencia Energética Insuperable La tecnología LED aprovecha aproximadamente el 90% de la energía que consume para producir luz. Esto se debe a que las bombillas LED no generan calor (luz fría). En contraste, las bombillas tradicionales apenas utilizan un 10% de su energía para producir luz, lo que resulta en un derroche energético innecesario.

Como hemos demostrado, la iluminación LED no es de ninguna manera costosa; de hecho, es una opción económica y eficiente. Si bien la inversión inicial en la sustitución de luminarias puede parecer significativa en algunos casos, esta inversión se amortiza a medio plazo. Además, en muchos casos, es posible reemplazar gradualmente las bombillas y los tubos, evitando así grandes desembolsos en un solo momento.

La próxima vez que escuches a alguien afirmar que la iluminación LED es cara, ya sabes qué responder.

Gracias por tu tiempo y atención, y no dudes en acercarte a nosotros si tienes más preguntas. Un cordial saludo.